El inmaduroColumna
i

Arena blanca

Cuando Romina y Al Bano se divorciaron el mundo se hizo peor, el cielo tembló

Romina y Al Bano, en el Festival de San Remo 2020.
Romina y Al Bano, en el Festival de San Remo 2020.Maurizio D'Avanzo / IPA / GTRES

Ella siempre aparecía en la televisión un poco más alta que él y con zapato plano. Ella era una melena infinita. Y él llevaba esas gafas que declaraban bondad. A mí me parecían el triunfo del amor. No confesé a mis amigos esta devoción, hubieran pensado que era un antiguo. Por eso, cuando hace unos días vi que la televisión pública les dedicaba un monográfico, me emocioné hasta la lágrima. Y regresaron los antiguos videos, y aquellas canciones elementales, simples, pero que tanto tocaron mi corazón hace 40 años. Cantaban una canción que para mí simbolizaba el paraíso en la tierra. Cantaban ...

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS

Más información