Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Por CARLOS YÁRNOZ

¿Hay tenis más allá de Nadal?

El domingo 16 de octubre, un tenista español disputó la final del Masters 1000 de Shanghai, un torneo de categoría solo inferior a los cuatro grandes (conocidos como Grand Slam) que se celebran anualmente. Se trataba de Roberto Bautista Agut, número 19 del mundo, quien tuvo oportunidad de medirse con el número 2, el británica Andy Murray, gracias a haber logrado una verdadera hazaña: derrotar en semifinales el día anterior al número 1 del tenis mundial, el serbio Novak Djokovic. Los lectores de la edición impresa de EL PAÍS no encontraron referencia alguna a esta proeza en las páginas del diario del domingo. Algunos, no han dudado en transmitirme su enérgica protesta.

Un lector, Carlos F. Barberá, me escribió un mensaje que sintetiza, en mi opinión, la desilusión de muchos otros: Ayer domingo, Roberto Bautista quedó segundo en el abierto de tenis de Shanghai pero el día anterior había eliminado a Djokovic, que es toda una hazaña. Sin embargo en las páginas de deportes no aparece ni una sola línea. Es que deportes para EL PAÍS es fútbol y fútbol. La cosa no tiene mucha importancia pero que un español emergente derrote al invencible número uno merecía sin duda una noticia o un reportaje.

Para Alfonso Caparrós, esta ausencia de información es indignante. Soy suscriptor", escribe, "y me indigna ver cómo, después de la apabullante victoria de Roberto Bautista Agut ante Novak Djokovic, quien destrozó una raqueta y se rajó la camiseta de rabia, EL PAÍS ni lo mencioné (…) Ni una línea sobre este tema y páginas enteras dedicadas al cansino fútbol o a las motos. El periódico decae en muchos aspectos de manera preocupante.

Amaya Iribar, redactora jefe de la sección de Deportes, asume el fallo, pero explica en su descargo lo siguiente: El sábado 15 de octubre fue un día de mucha competición deportiva. Jugaban Atlético, Madrid y Barça y había buenos partidos en otras ligas, además de que Márquez preparaba su asalto al Mundial de MotoGP. La victoria de Bautista sobre Djokovic se recogió de forma destacada en la web pero en el papel tuvimos que seleccionar y lamentablemente el tema tuvo que quedarse fuera.

La sección de Deportes del domingo 16 contaba con cinco páginas limpias, una de ellas con un doble faldón de publicidad. Las cuatro primeras estaban enteramente dedicadas al fútbol. La quinta informaba del campeonato de MotoGP, y del Mundial de ciclismo en Qatar. Entiendo que el fútbol es el deporte estrella, como lo demuestran las cifras abrumadoras de seguidores de los distintos equipos, especialmente de los grandes, pero creo que era obligado encontrar un hueco en la edición impresa para la crónica que redactó el especialista en tenis de este periódico, Alejandro Ciriza, titulada El tenis ‘sintético’ de Bautista, que sólo se publicó en la edición digital.

Comentarios

Señora Galán, me cuesta creer que no haya recibido esta semana ninguna queja respecto a la respuesta de este periódico a lo sucedido en la Complutense con los señores Cebrián y González.Entiendo que es difícil llenarse la boca de democracia y a la vez cerrar los comentarios en las noticias y artículos de opinión que trataban el asunto.Comparar los estudiantes, sea acertada o no su actitud con el asesinato de Tomás y Valiente deja mucho que desear, y no es extraño que la respuesta de los lectores hubiera sido de indignación.Incluso cuando se ha intentado comentar esta situación en artículos vinculados, especialmente aquellos que buscan dar imagen de normalidad en el PSOE actual, los comentarios eran eliminados, como ocurrió con el mío.La credibilidad de El País está bajo mínimos, y se lo están ganando a pulso.
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >