Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Por CARLOS YÁRNOZ

Sobre la entrevista a Pedro Sánchez

El programa Salvados emitió el pasado domingo,como saben, una entrevista con el ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez, en la que el exlíder socialista, aprovechando la tribuna de La Sexta, ajustaba cuentas con su propio partido y con quienes, en su opinión, han sido la causa de su caída, incluido este periódico. EL PAÍS incluyó un breve resumen de la entrevista en una columna de la primera página de la sección España, columna que se publicó tanto en la edición digital como en la impresa del lunes 31 de octubre. He recibido siete correos de protesta de otros tantos lectores, por lo que consideran un tratamiento inadecuado, cuando no un ejercicio de ocultación por parte del periódico, de la citada entrevista. Un lector de Galicia se queja de que el texto no figuraba en la primera edición.

Me extrañó no ver ninguna referencia en EL PAÍS pero como las manifestaciones [la entrevista] realizadas eran motivo de discusión en uno de los foros del periódico pregunté en que sección se informaba de la misma. Por extraño que parezca para EL PAÍS no había existido, escribe una suscriptora del diario, María José Rodríguez. Dados los comentarios realizados por el ex secretario general del PSOE al día siguiente aparece en todos los medios escritos tanto nacionales como autonómicos, en algunos incluso en portada, siendo motivo de discusión en las tertulias radiofónicas de esa mañana. Sin embargo EL PAÍS siguió sin hacerse eco de la misma y solo en el último párrafo de una información sobre la gestora se encontraba una pequeña referencia, y de forma muy parcial, omitiendo lo que para muchos otros medios eran verdaderos titulares. La lectora concluye: En este caso ya no es que esté o no de acuerdo en la forma o tono en cómo se aborda una información, es que lo que han hecho es hurtar una noticia y obligar a ir a otras fuentes para conocer las opiniones en ella vertidas, con las que por cierto en términos generales estoy en desacuerdo. 

Una cosa es que el señor Pedro Sánchez pierda su ya escaso crédito y otra diferente es que lo pierdan ustedes. No dudo que sus nuevo estilo y línea editorial les permitirá captar nuevos lectores pero en lo que a mí me afecta, le aseguro que con mucho pesar, procedo a tramitar la baja de la suscripción.

Con parecida indignación se expresa Manuel Valvidia, que se pregunta en su correo: ¿Por qué EL PAÍS apenas ha dedicado unas líneas a la impactante entrevista que Jordi Évole hizo a Pedro Sánchez en el programa Salvados? ¿Por qué ha omitido las gravísimas acusaciones de Sánchez acerca de las presiones de ciertos poderes financieros? ¿Por qué no ha informado en absoluto de la denuncia que Sánchez hizo acerca de las presiones que recibió de responsables de EL PAÍS? Asombrosa concepción del periodismo. Igualmente indignado se muestra José C. Lores, suscriptor de Barcelona, que en su correo anuncia su intención de no renovar esa suscripción.

Por su parte, otro lector, Manuel Cores, señala:

No he visto reflejada en mi periódico la entrevista de ayer en La Sexta. Lo lamento mucho y, a mí pesar, me reafirma en la línea descendente que, a mi juicio, lleva mi también grupo de comunicación. Es una lástima que su actual dirección no esté a la altura que merecen la trayectoria y los servicios prestados a la causa de la libertad por ese grupo. La censura no ha sido, hasta ahora, una señal de identidad de EL PAÍS pero los tiempos cambian y todo, hasta lo impensable, es lamentablemente posible.

Julio Villanueva, que me había escrito varios mensajes a raíz del editorial publicado por este diario el 29 de octubre, se queja en parecidos términos ya que, escribe en su correo:

Por el momento en que se realiza, por el protagonista de la misma y por las declaraciones que hace, no hay duda de que es un acontecimiento informativo de primer orden. Así lo recogen todos los diarios digitales. Todos excepto uno. De nuevo la política del avestruz. De nuevo lo que no se publica no existe. De nuevo hay que ir a otros periódicos a buscar lo que no publica EL PAÍS. Hasta aquí hemos llegado.

También se muestran muy críticos con el breve resumen de la entrevista Juan Santana y Francisco Javier Muñoz Fernández. Este último indica en su correo: Todos los medios se han hecho eco de las revelaciones del exsecretario general. Para EL PAÍS solo mereció un espacio arrinconado en la página 17 del diario del día 31 de octubre. Ese día esperaba con especial interés no solo la información sino también la opinión de un editorial que explicara las graves acusaciones vertidas por Pedro Sánchez contra el diario del que soy hace muchos años suscritor. Han preferido el silencio. Al contrario de cuando sí informaron de los Salvados de Rubalcaba, Iglesias, Rivera, Aguirre, Pujol y hasta el mismo Otegui. Siguen primando su opinión sobre nuestra información.

   He trasladado estas quejas al director adjunto, Jorge Rivera, para que las responda. Y este es el mensaje que me ha enviado:

Más allá del derecho que asiste a cualquier medio de decidir dar mayor o menor relevancia a las informaciones de la competencia -salvo casos de revelaciones excepcionales-, el problema de recoger las declaraciones de una entrevista ajena reside en la imposibilidad de repreguntar, de cuestionar el sentido o la verosimilitud de las respuestas del entrevistado. Queda reducido tu papel al de mero altavoz de sus declaraciones, a no ser que resaltes a la vez las contradicciones o lagunas de las mismas, en cuyo caso acabas por hacer una enmienda al trabajo del propio periodista que realiza la entrevista.

Y añade: ¿Podríamos haber dado más importancia jerárquica a las declaraciones de Sánchez? Sin duda. Es una postura defendible, y como en infinitud de ocasiones, fue un asunto debatido. Se concluyó, en cualquier caso, que era más interesante para nuestro lector conocer parte de los planes de quienes hoy están al mando del PSOE, que nuestra periodista responsable de la información había logrado recabar en exclusiva y hacer un resumen más constreñido de la entrevista.

Cuando había colgado ya esta entrada en mi blog, recibí un correo de un lector de Galicia quejoso porque en la edición Nacional del diario no se publicó ese resumen de la entrevista con Sánchez. Como saben, la primera edición del periódico se cierra en torno a las 21 horas, razón por la cual no se pueden incluir en ella muchas informaciones que sí van en la segunda edición que se distribuye en Madrid, y en la edición de Barcelona. Para paliar esta carencia, las informaciones se recogen en la edición digital, en la que sí figuraba el resumen de la citada entrevista al exlíder socialistas.

Tengo la impresión de que algunos de los lectores cuyos mensajes reproduzco tampoco leyeron la segunda edición del diario. De ahí su estupor. En todo caso, y al contrario de lo que señala uno de ellos, EL PAÍS no se ha hecho eco de todas las entrevistas realizadas por el periodista Jordi Évole para el programa Salvados. No se publicó, por ejemplo, ninguna reseña informativa de la realizada en abril pasado a Arnaldo Otegi.

Aunque encuentro razonables los argumentos que da Jorge Rivera para no dedicar más espacio del que se le dedicó a lo que era, al fin y al cabo, una exclusiva de la competencia, creo que hubiera sido útil publicar el resumen de la entrevista con un titular, al menos en la edición digital. Los redactores de EL PAÍS saben muy bien que el espacio en la edición impresa es muy escaso, pero en la edición digital (que llega a todo el mundo) hubiera sido de gran ayuda recoger más claramente la entrevista, bajo un titular, ya que las declaraciones del ex secretario general del PSOE merecieron, al día siguiente de producirse, oportunas respuestas de otros dirigentes socialistas, que fueron recogidas por este diario. La entrevista en cuestión ha dado paso además a nuevas revelaciones del diario El Mundo, que han decidido a este periódico a retomar hoy el tema, tanto en las páginas de información, como en el editorial.

Comentarios

Estimada Defensora,el tratamiento que ha dado El Pais a Pedro Sánchez ha sido deplorable. Se culpa a Pedro, de la debacle Socialista, cuando en realidad son los Barones (en el poder!) los que a través del Comité Federal han forzado esta situación. La comparación en el tratamiento con Otegui una sinrazon. Llevo leyendo El Pais desde su fundación y siempre me he enorgullecido de ello, pero ahora percibo que este Periódico ya no es el mismo que defendió las libertades durante la transición. Ahora es mas conservador.Con todos mis respetos,Un Saludo
A mì me parece bien y mas que justo no hacerle propaganda ni marketing a este senor que ha hecho lo imposible por disminuir los votos al Psoe, y si no lo ha conseguido en demasìa ha sido porque vale poco y el socialismo no le cabe en su cabeza. Muy bien por El Pais
Totalmente de acuerdo con el segundo comentario, con el primero no coincido tanto.
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >