Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Por CARLOS YÁRNOZ

Latinoamérica y el 'caso Odebrecht'

Cuando hablamos de Latinoamérica, nos referimos a un inmenso territorio de más de 20 millones de kilómetros cuadrados, que comprende una veintena de países en los que se habla español, portugués y, en muy menor medida, francés. Un concepto que simplifica las cosas cuando se trata de titular una noticia que afecta grosso modo a ese amplio territorio, pero que debe ser usado con exactitud cuando se acompaña la palabra con el adjetivo ‘toda’. Por eso ha provocado cartas de protesta el titular: Un tsunami de corrupción implica a toda Latinoamérica, referido al ‘caso Odebrecht’ (la constructora brasileña implicada en un escándalo económico-político de grandes proporciones), que se publicó en portada de todas las ediciones impresas de este periódico el jueves 9 de febrero.

Un lector de Madrid, Pablo V. Rovetta Dubinsky me escribió ese mismo día: Hoy casi me atraganto cuando veo que el principal titular es, Un tsunami de corrupción implica a toda Latinoamérica ¿Toda Latinoamérica? Vamos a leerlo. Cita varias veces a EE.UU. –que no es Latinoamérica como todos sabemos- y en el mapa que pone en la página 3 sobre los sobornos pagados por país no figuran Uruguay, Chile, Bolivia, Paraguay, Costa Rica, Honduras, El Salvador, Cuba, entre otros. En teoría toda es toda, y si no figuran todos esos países –aunque no figurara uno sólo- no podemos hablar de toda. Podríamos decir casi toda, a gran parte de.

Como bien observaba el señor Rovetta en el mismo correo, el título de la noticia en la edición digital evitaba el adjetivo. La trama corrupta de Odebrecht sacude la política de América Latina Bueno, no creo modestamente que sea un buen titular, pero por lo menos no figura la palabra toda, señalaba. Y añadía a continuación: Este tipo de titulares, editoriales o noticias, son los que hacen que deje de comprar el periódico varios días, hasta que me entra el mono de leer algo mientras desayuno y la verdad es que, dicho con todo respeto, es de lo menos malo que encuentro en el mercado.

  Desde Chile me escribió también Luis López Mena para quejarse de la generalización que hacía el titular.

Si bien es cierto que muchos periódicos del mundo hablan de Latinoamérica como un todo, esto no es un justificante para ustedes, que son por distintas razones más cercanos.

En razón de los problemas de corrupción detectados en una constructora brasileña, he visto repetidos titulares que hablan de toda Latinoamérica a cada momento. Eso no es cierto. Su mismo mapa muestra que no es toda Latinoamérica. (No están Paraguay, Uruguay y Chile).

Aquí las compras del Estado se hacen en línea a la vista de todos (www.chilecompra.cl). Todas las autoridades publican en la web desde hace años su sueldos y patrimonios, propios y familiares. Así es más difícil, no es que no haya picardía.

Por favor, ¿podrían colocar la palabra ‘casi’? Creo que la realidad que intentáis reflejar estaría mejor servida con esa brevísima palabra.

Los titulares de portada los decide el director. En su nombre, Jorge Rivera, director adjunto, responde:

La intención del titular era reflejar que no se trata de un caso de corrupción aislado y solo en un país, sino que es algo mucho más extenso y profundo. Es evidente que en esa generalización no se contemplan los casos que mencionan los lectores y que otras fórmulas, como la que propone Luis López Mena, hubieran sido más precisas.

Por mi parte, considero que el titular se equivoca al añadir innecesariamente el adjetivo 'toda' al sustantivo Latinoamérica. Este último término es lo bastante general como para englobar a la multitud de países implicados en el caso sin excluir a los que excepcionalmente no se han visto salpicados por el mismo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >