Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Humor y astrología

Los contenidos de la edición digital llegan a millones de lectores. No todos aprecian lo mismo

Humor y astrología

La portada de la edición digital de EL PAÍS es un amplísimo escaparate con decenas de noticias, algunas de ellas procedentes de los distintos blogs que aloja el diario, y de otras publicaciones del grupo PRISA. En ese variado universo se incluyen historias que no figurarían nunca en las páginas de la edición impresa, pero que no dejan de ser parte de este diario, como queda claro en los enlaces a las mismas. Algunos lectores de la web, familiarizados con la edición en papel, me escriben extrañados cuando se tropiezan con algunas de esas noticias más ‘frívolas’. Otras veces, las quejas se producen porque los lectores no comparten el humor que impregna determinada pieza de la web. En los últimos días he recibido mensajes de protesta por ambas razones.

Un fotorrelato del 24 de diciembre pasado proclamaba: Estos son los mejores trabajos de la televisión”. Enfermero en Masterchef, responsable de vestuario de Ferreras, taxista en Gran Hermano. ¿A quién hay que enviarle el currículum?”.

En una primera versión, el relato repasaba con grandes fotografías los trabajos supuestamente más cómodos de la televisión a tenor de las características de varios de los programas. Respecto a la tarea exigida a los enfermeros del programa Masterchef, señalaba: “La labor de los enfermeros de Masterchef se limita a poner tiritas, vendas y unos guantes azules para que puedan seguir con la tarea. ¿Se valora saber canciones médicas como ‘Sana, sana, colita de rana’? ¿Con el curso de Enfermería en CCC te aseguran unas prácticas en el programa de cocina de Televisión Española?” Esta frase provocó enorme irritación en varias lectoras, por apreciar en ella una actitud despreciativa hacia los profesionales de enfermería.

Marta Silverio escribe: “No entiendo como un periódico de tirada nacional como el vuestro, a día de hoy, en el siglo XXI, se puede llegar a mofar de un colectivo tan importante en nuestra sociedad como los enfermeros. (…)Tal y como demuestran, tienen un gran desconocimiento acerca de las funciones que realizamos y lo que se nos exige para la obtención del título. Para empezar Enfermería, es una carrera universitaria de 4 años que como tantas otras, tiene posibilidad de especialización y de doctorado, por si no lo saben ustedes.

Si van a los hospitales, centros de salud y residencias de ancianos verán que están llenos de enfermeros que cuidan de la salud de las personas y que forman parte del equipo sanitario como son los médicos. Seguro que, en más de una ocasión, usted o su familia ha estado en manos de ese personal que tanto desconoce y que se ha formado a lo largo de muchos años para poder cuidarle.

Me parece intolerable y una absoluta vergüenza su publicación. No se puede escribir algo así, sin tener unos mínimos conocimientos acerca del tema y menos mintiendo y burlándose así de todo un colectivo de profesionales de la salud”.

No es fácil atinar con la dosis justa de humor ni con el tono

Otra lectora, Ana Ayllón, opina por su parte: “Me gustaría realizar una queja formal a Tentaciones por su menosprecio a los enfermeros en su último artículo, es una vergüenza. No sólo por decir que sólo ponen tiritas y cantan canciones infantiles, sino por no valorar la profesión, diciendo que es un simple curso de CCC, en lugar de una carrera universitaria. Me gustaría ver a su responsable haciendo esas bromitas al colectivo cuando se encuentre en puertas de urgencias o en una unidad de cuidados intensivos, a ver si le provocan la misma gracia”.

Los responsables de Tentaciones decidieron suprimir el párrafo aludido ante las quejas en las redes sociales. De forma que el texto actual dice respecto al apartado Enfermero en Masterchef’: “Si el invitado sabe usar los cuchillos, la labor del enfermero de MasterChef se limita a poner tiritas, vendas y unos guantes azules para que puedan seguir con la tarea”.

El editor de la web me explica en un correo electrónico lo siguiente: “El texto se nos ocurrió como un juego, fantaseando con supuestos trabajos televisivos, anónimos e inventados, que quizá ni existan pero pensábamos que podrían ser fabulosos por distintos motivos. Se enmarca en la sección 'Sin Filtro' de Tentaciones en la que publicamos artículos estrictamente de opinión y otros como este, de ficción y en tono claramente humorístico, por lo que consideramos que no era necesario indicar explícitamente que se entra en el terreno de la broma, Nos parecía que poner un rótulo de "ironía modo ON" sería subestimar a nuestros lectores, ya que esos puestos y sus funciones son inventados.

Al ver en redes sociales que algunos profesionales estaban molestos con la descripción del enfermero de MasterChef lo modificamos de inmediato porque en ningún caso nuestro objetivo era ofender a nadie".

Es evidente que el fotorrelato era puramente humorístico y se centraba más en los distintos programas de televisión que en las profesiones relacionadas con ellos. Pero no es fácil atinar con la dosis justa de humor ni con el tono. En este caso, creo que no se consiguió el efecto buscado, por lo que me parecen acertadas las correcciones que se han hecho.

La otra cuestión que ha provocado quejas es un horóscopo de la revista SModa, que se destacó en la web de EL PAÍS. Algo “inaceptable”, me escribe Antonio Martín. “Si publicarlo ya era una innecesaria frivolidad, llamar “prestigiosa” y con “reconocimiento internacional” a su autora —una astróloga— indica que se abandona el racionalismo para entrar en el jugueteo de las creencias, de la falta de objetividad”.

La astróloga en cuestión es Susan Miller, y, como me explica Beatriz García Rodríguez, directora de la revista SModa, no sólo ha sido presentada con grandes elogios por dicha publicación, sino por este diario, que publica en la sección ‘Servicios’ sus horóscopos. Esto es lo que dice EL PAÍS de la señora Miller: “La astróloga más solicitada de la prensa de EE UU es famosa por su asombrosa sensibilidad para interpretar las señales que el futuro envía a nuestro presente. Y lo demuestra cada semana. Miller es licenciada en Negocios por la Universidad de Nueva York”.

La edición digital de EL PAÍS tiene millones de lectores en todo el mundo. Es imposible establecer por eso un único patrón de intereses. Muchos de ellos, como el señor Martín, miran con estupor el Horóscopo, convencidos, con toda razón, de que no hay nada científico en esas predicciones. Pero para muchos otros, la lectura de los pronósticos de la señora Miller es una distracción atractiva. Prueba de ello es que, como me señala Mar Moreno, redactora-jefe de SModa, “solo en Internet, sus predicciones son leídas, cada día, por seis millones de personas, y sus libros se han convertido en auténticos best sellers”.

Por fortuna, el diario cuenta también con multitud de artículos informativos y de opinión susceptibles de atraer a otros lectores.