Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Coordinado por Carolina García

‘Bici sin edad’: el derecho de los más mayores a sentir el viento en el pelo

San Cristóbal de La Laguna (Tenerife) se une a la iniciativa que fomenta las relaciones y la movilidad, gracias a un triciclo eléctrico

El derecho a sentir el viento en el pelo, con esta premisa la asociación Tenerife por la bici ha decidido poner en marcha una iniciativa, denominada En bici sin edad, que consiste en pasear en triciclo eléctrico a los mayores de San Cristóbal de La Laguna (Tenerife). “La idea la conocimos en el Encuentro Internacional de la Bicicleta de 2017 en Zaragoza y nos pareció maravillosa. Esta propuesta hace visible la bicicleta y es solidaria con colectivos, como el de los mayores, que necesitan atención”, explica el portavoz de la asociación, Paco Roda. En España, existen 10 programas similares en distintas ciudades de la geografía.

El programa se basa en valores como la generosidad, la voluntariedad, la importancia de contar historias, fomentar las relaciones sociales y dejar claro que no importa la edad que tengas para disfrutar de las cosas. La orografía, más bien plana, de San Cristóbal de La Laguna facilita la ejecución de la iniciativa. La semana pasada ya tuvo lugar la instrucción de cinco personas. “Fue alucinante ver como algunas de las señoras más reticentes, pasaban del recelo a la felicidad y te la transmitían. Esa emoción de estar disfrutando. Se te ponen los pelos de punta”, argumenta Roda.

Para realizar los paseos, la asociación cuenta con un triciclo procedente de Copenhague, que cuesta unos 6.000 euros y que ha sido financiado por el Programa de Envejecimiento Activo de la obra social de La Caixa. El triciclo cuenta con un reposapiés reclinable que facilita la movilidad de los más mayores. “Los hay más caros y más baratos, pero este es el que se adapta mejor a nuestras necesidades”, prosigue este hombre.

Según relata, la idea surgió en 2012 en Ole Kassow (Dinamarca) y muchos países del mundo se unieron a la iniciativa, entre ellos, España. “Nosotros justo hemos comenzado este pasado viernes con un solo turno, de 10 a 12 horas, y he de decir que la acogida ha sido magnífica. Se quieren apuntar tanto aquellos quieren participar como los que quieren ser voluntarios”, explica Roda. La primera residencia que se ha apuntado a este programa es el Hogar Virgen de la Poderosa. Además, normalmente, siempre irá un voluntario conduciendo atrás y otro acompañando al mayor: "Hay muchos familiares que han solicitado poder ir en el triciclo o en una bicicleta al lado acompañándolos".

“El objetivo es alcanzar los cuatro turnos al día, los siete días a la semana. Pero para empezar necesitamos una App que nos ayude a organizarnos, que controle a los voluntarios, las residencias y los turnos. Ya tenemos una en prototipo”, continúa Roda. “La iniciativa se incluye dentro de los programas de innovación social para los mayores. Y, sin duda, es sostenible, solidario y divertido”, termina Roda.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información