Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Coordinado por Carolina García

Unas Navidades menos solitarias gracias a la escultura de la mujer sola

Los promotores de la figura hiperrealista de una anciana en Bilbao habilita un teléfono para poner en contacto a mayores solos y familias con las que pasar las fiestas

La estatua hiperrealista de Mercedes.
La estatua hiperrealista de Mercedes.

Mercedes, vizcaína de 89 años, decidió participar en el proyecto la Invisible Soledad y ser la modelo de una estatua hiperrealista de sí misma para denunciar la epidemia silenciosa que padecen más dos millones de personas de más de 65 años en España. Personas que están solas, viven solas y mueren solas. Esta campaña, titulada La última persona muerta en soledad ha sido un éxito, según sus impulsores, y muchos ciudadanos han llamado para que la modelo no pase esta Navidad sola. Pero no solo ella estará acompañada estas fechas, también muchos otros mayores, población altamente vulnerable a sufrir las garras de la soledad, tendrán la misma posibilidad en el País Vasco.

Gracias a la estatua hiperrealista que representa a Mercedes o, lo que es lo mismo, representa a una mujer mayor sentada en un banco sola que mantiene la vista hacia el suelo, se ha visibilizado este gran problema social. Cuando la obra se expuso en el paseo del Arenal de Bilbao no pasó inadvertida. Muchos viandantes se acercaron a tocarla para comprobar si era real. Hicieron fotos y se sentaron a su lado.

Se ha conseguido sensibilizar e inspirar a muchas personas. Hemos recibido llamadas de familias que quieren que Mercedes no pase la Navidad sola. Así es como ha surgido la idea: poner en contacto a mayores que están solos y a familias que quieran acompañarles durante estas fechas tan señaladas”, ha explicado Nora Sarasola, directora de la Obra Social BBK. Para este objetivo, la promotora ha puesto a disposición de las familias y de los ancianos que viven solos un teléfono gratuito para conseguir el objetivo de que nadie pase la Navidad en soledad. Los días 19 y 20 de este mes, se recopilarán todas las peticiones y en función de la proximidad se elegirán los destinos.

La escultura fue creada por el artista mexicano Rubén Orozco, que explicó a EL PAÍS que la escultura tenía que captar esa desazón, ese aislamiento, pero al conocer a Mercedes esto cambió un poco. Ella es fuerte, valiente y muy simpática. Así que cuando pasas frente a la escultura caminando observas, efectivamente, tristeza y soledad, pero si te aproximas, justo al nivel de los ojos, te dibuja una sonrisa como si tuviese esperanza". Y ha habido esperanza, no solo para Mercedes, también para muchos que como ella viven inmersos en la más triste soledad.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información