Grecia

La policía detiene a seis sospechosos de haber provocado el incendio de Moria

Las autoridades griegas localizan a los supuestos implicados en el fuego que arrasó la semana pasada el campo donde malvivían unos 13.000 refugiados

El campo de refugiados de Moria, en Lesbos, una semana después de haber sido arrasado por las llamas.
El campo de refugiados de Moria, en Lesbos, una semana después de haber sido arrasado por las llamas.Álvaro García
Agencias

La policía griega ha detenido a seis extranjeros este martes por el incendio que arrasó el campo de refugiados de Moria en la isla griega de Lesbos. La principal hipótesis de las autoridades sobre el origen del fuego, que se inició en la noche del martes al miércoles de la semana pasada, es que el incendio surgió debido a una protesta de refugiados que se negaban a ser recluidos tras dar positivo por la covid-19. Las llamas, alimentadas por los fuertes vientos y también por la frustración, la dejadez administrativa y la falta de una política migratoria europea común, se extendieron rápidamente por todo el campo donde malvivían alrededor de 13.000 refugiados.

Sin techo y sin comida, la mayoría ha dormido estos días a la intemperie. Muchos se han instalado en un campamento que ellos mismos han levantado en Mitilene, capital de Lesbos. Solo el 6% de los habitantes de Moria se ha mudado hasta ahora al campamento temporal que ha habilitado el Gobierno heleno. Muchos de ellos se niegan a trasladarse al nuevo campo (con 4.000 plazas) porque consideran que verán limitadas todavía más sus libertades y porque sería aceptar que su estancia en la isla se perpetuará todavía más. El nuevo espacio de internamiento tendrá una limitación en las horas de salida, una restricción que no existía en el asentamiento de Moria.

Los migrantes, ataviados con sus mascarillas, hicieron cola fuera de las puertas del campo para recibir agua, alimentos y mantas de los trabajadores humanitarios antes de ingresar en las instalaciones provisionales. También se realizaron pruebas de coronavirus y al menos 25 personas han dado positivo, lo que complica aún más los intentos de reasentar a los solicitantes de asilo.

Otros miles de refugiados, incluidas mujeres y niños, pasaron la noche en tiendas de campaña improvisadas en una carretera fuera del campamento temporal. Un policía ha asegurado que han sido informados de que deben ingresar en las instalaciones pero “se han negado”, ya que "quieren salir de la isla”. La policía ha reprimido con gas lacrimógeno a aquellos que protestaban y pedían ser llevados al continente.

Alemania recibirá 1.553 refugiados procedentes de Grecia tras el acuerdo logrado este martes entre la canciller, Angela Merkel, y el ministro germano de Interior, Horst Seehofer. Y el pasado viernes 10 países europeos se ofrecieron a acoger a 400 menores no acompañados. Los funcionarios griegos han informado que no habrá transferencias masivas y que todos los solicitantes de asilo tendrán que ir al nuevo refugio. “Nadie saldrá de Lesbos sin haber entrado primero en el campamento temporal”, dijo a la radio Skai el ministro de Protección Ciudadana, Michalis Chrisohoidis.

El primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, informó el pasado sábado de que “pase lo que pase”, se establecerá un centro permanente de recepción de migrantes en Lesbos para reemplazar el abarrotado campo de refugiados destruido por el incendio de la semana pasada.


Más información

Lo más visto en...

Top 50