Columna
i

Política piruleta

El anuncio del rapero Kanye West de que podría presentarse a la presidencia de EE UU es la evolución lógica de la política espectáculo

Donald Trump y Kanye West, en el Despacho Oval, durante una visita del cantante al presidente en 2018.
Donald Trump y Kanye West, en el Despacho Oval, durante una visita del cantante al presidente en 2018.MICHAEL REYNOLDS / EFE

En el territorio inexplorado por el que se están adentrando las democracias, tal vez estemos a punto de llegar a una nueva fase de la política espectáculo: la política piruleta. El anuncio —real o no, eso se verá— del cantante Kanye West de que piensa presentarse a la presidencia de EE UU no debería caer en saco roto, sino que forma parte de una evolución lógica....

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS

Lo más visto en...

Top 50