Crisis del coronavirus

Radar Covid, la apuesta tecnológica del Gobierno para frenar la expansión del coronavirus

El presidente Pedro Sánchez anima a “todos los ciudadanos” a bajarse la aplicación de rastreo y a las comunidades a incorporarse al sistema

Aplicación móvil de rastreo 'Radar COVID', disponible para detectar contactos de positivos de COVID-19
Aplicación móvil de rastreo 'Radar COVID', disponible para detectar contactos de positivos de COVID-19Jesús Hellín / Europa Press

In English

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha subrayado este martes la necesidad de reforzar los medios digitales de rastreo en todo el territorio español: “La tecnología también puede salvar vidas si se emplea para enfrentar un desafío como el que tenemos por delante. Por eso, hemos impulsado la aplicación Radar Covid”. Sánchez ha confirmado que la app ha completado ya el proceso técnico de implantación en las comunidades autónomas de Andalucía, Cantabria, Extremadura, Castilla y León, Canarias y las Islas Baleares; y ha insistido en la urgencia de que su uso se extienda cuanto antes a todo el país: “Exhortamos a todas las demás comunidades autónomas que aún no lo han hecho a que se incorporen al sistema de rastreo digital”.

Pedro Sánchez durante la rueda de prensa de este martes en Moncloa. En vídeo, Sánchez anima a descargar la app de rastreo del coronavirus a todos los ciudadanos. Olmo Calvo

El presidente ha señalado también que “todos los ciudadanos deberían bajarse la aplicación”. Radar Covid está disponible desde hace semanas para su descarga en las tiendas de aplicaciones y contribuye a trazar contactos de riesgo a través de bluetooth. “La información que obtiene del rastreo de contactos nos permite conocer el nivel de riesgo de contagio y avisar a los interesados”, ha explicado el líder del Ejecutivo. Cuando los teléfonos de dos usuarios estén durante al menos 15 minutos a una distancia inferior a dos metros, intercambiarán unos ficheros a través del bluetooth, que se guardarán durante 14 días. Si un usuario es diagnosticado de covid-19, el médico (o los rastreadores) le suministrará un código alfanumérico aleatorio. Al introducirlo en su aplicación ―algo que también es voluntario― los usuarios con los que haya tenido ese contacto estrecho ―cuyos teléfonos revisan dos veces al día la lista de esos códigos― recibirán una alerta. En ningún caso se revelará la identidad de la persona infectada.

Estimaciones de eficacia

“Según las estimaciones que manejamos, una implantación superior al 20% en estas aplicaciones podría ayudar a reducir el impacto de la pandemia en un 30%”, ha detallado Sánchez. Esta valoración aportada anteriormente por el asesor técnico del proyecto, Pablo Rodríguez, se suma a los resultados de un estudio de la Universidad de Oxford que considera que, para lograr una máxima eficacia, el porcentaje de descargas debería ser del 60% en la población de un país, aunque cualquier porcentaje inferior también ayudaría a frenarla.

De acuerdo con el presidente, la efectividad de la aplicación quedó probada en la prueba piloto desarrollada en La Gomera durante el mes de julio. En ese periodo se simuló una oleada de 300 contagios en la isla para poner a prueba el sistema. El experimento se saldó con métricas superiores a las obtenidas en el rastreo conducido por personas, al detectar 6,4 contactos estrechos de riesgo por positivo simulado. Casi el doble de 3,5 contactos que identifican, de media, los rastreadores manuales. “Los medios digitales están ya a disposición de las Comunidades Autónomas y las invitamos a utilizarlos cuanto antes en beneficio de todos nuestros compatriotas”, ha insistido Sánchez.

Instalación y uso

Para los usuarios, el procedimiento es sencillo: solo necesitan descargar e instalar la aplicación a través de la tienda de apps que corresponda a sus dispositivos, aceptar la política de privacidad y activar el bluetooth. Pasado este punto, las únicas interacciones que la ciudadanía puede hacer con su aplicación es notificar un positivo (propio), verificar su nivel de riesgo o recibir una notificación de exposición, en caso de que se produzca.


Estos primeros pasos de Radar Covid en diferentes puntos del país suman a España, con unos meses de diferencia, a la lista de países europeos que han puesto en marcha aplicaciones de este tipo para tratar de monitorizar posibles contactos entre sus ciudadanos. Francia estrenó en junio su app homóloga, StopCovid, y en Alemania, el despliegue llegó a mediados del mismo mes. Irlanda se encuentra entre los países con mejores tasas de adopción de su app con un 37% de su población cubierta en la primera semana. En el caso alemán, también se valora muy positivamente el despliegue tras alcanzar a un 20% de los ciudadanos.

Otros países, como Noruega o Reino Unido, han renunciado a utilizar estos sistemas de rastreo digital. En el caso del país nórdico se adujeron las posibles complicaciones en el apartado de privacidad y las bajas tasas de infección en Verdemoscu eu, que no justificaban esas potenciales invasiones.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA RETINA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada país de América Latina.


Más información