Apple

Apple refuerza su oferta en iPads y relojes a la espera de los nuevos iPhone

El Apple Watch Series 6 mide el oxígeno en la sangre y cuenta con un nuevo procesador de doble núcleo que es un 20% más rápido, según la compañía

Detalle de la nueva Apple Watch Series 6.(FOTO/VIDEO: APPLE)

“El tiempo vuela”. Este ha sido el eslogan escogido por Apple para el evento virtual retransmitido este martes desde su sede en Cupertino (California, EE UU). Ha sido una presentación atípica en plena pandemia de coronavirus, sin los esperados iPhone 12 y sin público presencial, en la que el tiempo ha volado literalmente. En apenas una hora Apple ha presentado dispositivos como el Apple Watch Series 6, el Apple Watch SE y el nuevo iPad Air y servicios como Apple Fitness+ y Apple One.

El Apple Watch Series 6, que mantiene un diseño similar al de sus antecesores, incorpora en su interior un nuevo procesador de doble núcleo basado en el chip A13 que, según la compañía, es un 20% más rápido que la generación anterior. Pero la principal novedad de este reloj es que supuestamente puede medir el oxígeno en sangre en solo 15 segundos. “Con prestaciones nuevas tan potentes como el sensor y la app Oxígeno en Sangre, el Apple Watch es una herramienta aún más indispensable para controlar la salud”, ha explicado Jeff Williams, jefe de Operaciones de Apple.

La compañía ha explicado que la saturación de oxígeno (o SpO2) representa el porcentaje de oxígeno que transportan los glóbulos rojos desde los pulmones al resto del cuerpo. Es decir, indica lo oxigenada que está la sangre en circulación por el cuerpo. Pero aún está por ver hasta qué punto puede ser útil esta función. El Centro de Medicina Basada en la Evidencia (CEBM) de la Universidad de Oxford indica que no hay evidencias de que la tecnología que utilizan los smartphones sea precisa para medir la saturación de oxígeno en sangre. “La base científica de tales tecnologías es cuestionable”, indica.

Apple ha anunciado que va a realizar estudios con investigadores de diferentes entidades como la Universidad de California, del Ted Rogers Centre for Heart Research o el Peter Munk Cardiac Centre de University Health Network. El objetivo es descubrir hasta qué punto pueden ser útiles estos datos. Por ejemplo, van a estudiar cómo pueden ayudar a controlar el asma o a personas con problemas cardiacos.

El dispositivo, que tarda en cargarse una hora y media y tiene 18 horas de autonomía, llegará en varios colores. La caja de aluminio está disponible en plata, gris espacial, oro y, por primera vez, en azul y rojo. El usuario también podrá optar por una nueva correa, llamada solo loop, que no tiene broche ni hebilla sino que se estira para que el usuario pueda ponérselo y quitárselo. El reloj, cuyo precio parte de los 429 euros, se puede reservar desde este martes en la web de Apple y comenzará a estar disponible el viernes.

El gigante tecnológico también ha presentado un nuevo reloj inteligente más asequible para reemplazar al Apple Watch Series 3: el Apple Watch SE, que cuenta con un chip S5. Con un smartwach de este tipo, Apple podría intentar captar la atención de una mayor variedad de usuarios. El Apple Watch SE, que se puede conseguir desde 299 euros, mantiene algunas funciones útiles como la detección de caída o la monitorización del sueño pero carece de otras como la medición del oxígeno en sangre que sí tiene el Apple Watch Series 6.

Aparte de los relojes, otro de los dispositivos más esperados era el nuevo iPad Air, que cuenta con una pantalla de 10,9 pulgadas y una cámara trasera de 12 megapíxeles y estará disponible en cinco colores —plata, gris espacial, oro rosa, verde y azul—. Pero lo más destacable es que tiene un potente procesador A14 Bionic de 5 nanómetros. Este chip aumenta en un 40% el rendimiento de su antecesor y mejora los gráficos en un 30%, según la compañía.

Además, el sensor Touch ID cambia de lugar y se mueve a un lateral y, tal y como indicaban los rumores, el iPad Air contará con conector USB-C en lugar del tradicional Lightning como ya se hizo con el iPad Pro en 2018. La Unión Europea lleva años intentando que las tecnológicas apuesten por un cargador universal. Este iPad Air estará disponible a partir de 649 euros.

Apple no solo ha presentado dispositivos. Fitness + es un servicio de fitness creado alrededor del Apple Watch con “los mejores entrenadores del mundo”. La compañía indica que ha sido diseñado para inspirar al usuario a ponerse y mantenerse en forma. Con él, es posible elegir un entrenamiento de un catálogo de vídeos en el iPhone, el iPad o Apple TV y enviar métricas a la pantalla en la que se está viendo el entrenamiento. El servicio incluirá 10 tipos diferentes de entrenamiento. Entre los deportes que se pueden practicar, están ciclismo, cinta, remo, fuerza, yoga o baile. Por el momento, Fitness + no estará disponible en España.

Otro de los servicios anunciados ha sido Apple One, que persigue unificar todas las suscripciones del usuario en una. De esta forma, sería posible acceder a Apple Music, Apple TV+, Apple Arcade o iCloud con un solo plan. Este servicio estará disponible desde otoño en tres modalidades —individual, familiar y premier— que permiten el acceso a diferentes servicios. En España solo se podrá optar a las dos primeras opciones por 14,95 y 19,95 euros al mes.

A la espera del iPhone 12

Aunque normalmente Apple presenta sus smartphones estrella en septiembre, aún habrá que esperar para conocer los nuevos iPhone 12. La compañía de la manzana confirmó en julio que el lanzamiento del terminal se iba a retrasar este año unas semanas, según el portal especializado en tecnología The Verge. Más recientemente Mark Gurman, periodista de Bloomberg popular por estar al tanto de diversas filtraciones de Apple, afirmó en Twitter que el iPhone llegarán en octubre.

Se esperan cuatro modelos: iPhone 12, iPhone 12 Max, iPhone 12 Pro y el iPhone 12 Pro Max. Si las filtraciones se cumplen, cada uno de ellos tendrá un tamaño diferente. La pantalla del iPhone 12 sería de 5,4 pulgadas; la del Max, de 6,4; la del Pro, de 6,1; y la del Pro Max, de 6,7. El diseño de los terminales variaría respecto al de sus antecesores, según el portal especializado en noticias de Apple MacRumors. Los nuevos iPhone abandonarían las curvas y adoptarían un formato más cuadrado con laterales planos que recordaría al iPad 4 y al iPad Pro.

En su trasera, se espera que Apple mantenga el ya tradicional módulo cuadrado para los sensores. Probablemente los nuevos iPhone estrenarán un sensor 3D LIDAR, que podría servir para calcular la profundidad de diferentes objetos en una habitación y mejorar así las posibilidades en el ámbito de la fotografía y la realidad aumentada. Los terminales, que contarían con paneles OLED y con conectividad 5G, se podrían comprar a partir de 649 dólares —unos 550 euros—.Ese sería el precio de base del iPhone 12. El tope de gama, el iPhone 12 Pro Max, se podría adquirir desde 1.099 dólares —unos 920 euros—.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA RETINA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Más información

Lo más visto en...

Top 50