Columna
i

Gervais

En ‘After Life’, tanto surrealismo, ternura, humor salvaje y lirismo, me lo regala paradójicamente un personaje que quiere suicidarse

No disponiendo de videollamadas ni WhatsApp, tengo que limitar mi comunicación con el mundo al teléfono Nokia, agonizante el pobre pero también heroico para mi supervivencia mental, al recurso continuo de volver a disfrutar de las películas y las series que alegraron mi existencia....

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS

Más información

Lo más visto en...

Top 50