Columna
i

Depredador

Viendo ‘Jeffrey Epstein. Asquerosamente rico’, quedan pocas dudas sobre la abyección que practicó durante décadas ese ilustre ciudadano de Wall Street

Un momento del documental sobre Jeffrey Epstein.
Un momento del documental sobre Jeffrey Epstein.Netflix / Courtesy of Netflix

Amo incondicionalmente y a perpetuidad al difunto Leonard Cohen, su voz, su personalidad, sus canciones, sus poemas. También recuerdo algo que escribió en su libro La energía de los esclavos: “Las quinceañeras que yo deseaba las tengo. Es muy agradable, nunca es demasiado tarde. Os recomiendo a todos que os hagáis ricos y famosos”. Certidumbre tan provocadora y cínica no queda eximida de su condición de delito, está prohibido a los adultos practicar sexo con menores de edad, además de ser grimoso....

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS

Más información

Lo más visto en...

Top 50